ESTO NO VA DEL TAXI

Creo que soy un tío de mente abierta, que le gusta leer, informarse y sacar sus propias conclusiones respecto a cualquier tema que llame mi interés o tenga que prestar atención. Pero últimamente tengo la sensación de tener una actitud cerrada y retrograda sobre un tema candente, de actualidad y que seguramente cambiara el panorama económico y social a nivel mundial, la “Economía Colaborativa”.

Mucho se está escribiendo sobre este cambio de paradigma, una tendencia natural debido a las oportunidades que ofrecen las nuevas tecnologías y plataformas basadas en esta nueva forma de entender el mundo, se dice.

En páginas web, blogs y multitud de artículos, solo leo las bondades y los beneficios que nos va a ofrecer en el futuro inmediato esta nueva percepción sobre el valor de las cosas, el sentido de propiedad sobre estas y como obtener servicios y/o el uso de productos (activos ociosos como denominan ahora a aquellas propiedades que tan solo se utilizan de vez en cuando) a través de las distintas plataformas tecnológicas que los proporcionan.

Uber, AirBnb y BlabláCar son de las más conocidas y puntas de lanza en esta nueva revolución llamada #economiacolaborativa. Pero el fenómeno va mas allá, en lo que se considera el ecosistema emprendedor, seminarios, ámbito universitario, entidades relacionadas con la competitividad y economía general tratan de fomentar y activarla como si de un cambio vital para la sociedad se tratase.

innovasocial_peersorg

Tal vez por lo cerca que me toca lo que puede suponer para el Taxi la entrada de Uber y que esta campe libremente en el mercado (aunque ya se ha desmarcado de la economía colaborativa)  sea tan escéptico  y tenga una opinión condicionada  respecto a este tema, pero es que,  en todo esto de la #economiacolaborativa hay cosas que me escaman, que no me cuadran , que no veo y que no me termina de convencer…… aun tratando de escuchar, atender y leer a aquellos defensores a ultranza de esta nueva visión conceptual económica de futuro.

Esto me ocurre con Fernando Gallardo,  conocido Crítico de hoteles en EL PAÍS y un firme defensor de la #economiacolaborativa, que utiliza las redes sociales y da charlas, seminarios y ponencias a lo largo y ancho de España relacionadas con este tema.

Recientemente y en su blog personal  desarrolla y argumenta sobre los beneficios de la economía colaborativa, explicando el inevitable establecimiento de este concepto en la sociedad.  (http://laruinahabitada.org/2015/03/09/economia-colaborativa-o-negocio/ recomiendo su lectura). Para explicar el fenómeno de la #economiacolaborativa expone literalmente el siguiente ejemplo:

En las escuelas de negocios ya se estudia este fenómeno emergente de la economía colaborativa con el ejemplo clásico de la taladradora. Existen 80 millones de taladradoras en los Estados Unidos, y cada una de ellas tiene un uso de apenas 13 minutos en sus cinco años de vida útil. Esto es, cada taladradora goza de 13 minutos de uso y soporta 2.627.987 minutos inútiles, guardados en un cajón. El precio medio de una taladradora alcanza los 50 dólares en el mercado, lo que supone 3,85 dólares por cada minuto de uso. ¿Significaría ello que una sola taladradora generaría un valor cesante de 10.117.750 dólares? En términos matemáticos, así es. Pero calculemos en realidad cuánto valor podría generar cada taladradora en el caso de que no tuviera minutos ociosos. Si estimáramos 6 dólares por su alquiler ($2 en transporte drónico, 2$ en coste laboral por la prestación del servicio y $2 en comisión de la app), con una rotación de tres días (uno por el transporte de ida, uno por el uso y uno más por el transporte de vuelta), estaríamos dándole a la taladradora un total de 608 usos, que generaría un valor total de 3.648 dólares ($6 x 608 usos). La economía creada por el conjunto de 80 millones de taladradoras alcanzaría un valor de… ¡291.840 millones de dólares! Aunque lo verosímil es que los 80 millones de propietarios se quedasen en solo 131.759 dispuestos a alquilar sus taladradoras cada uno 608 veces a lo largo de su vida útil de cinco años, con el consiguiente ahorro en costes de producción de taladradoras y sus repercusiones medioambientales. A la vez se evitaría un despilfarro tan mayúsculo como los 210.238.960.000.000 (210 billones) minutos ociosos que acumulan los 80 millones de taladradoras en Estados Unidos.

Qué duda cabe que los recursos hasta ahora ociosos ofrecen una magnífica oportunidad para asentar un modelo económico más eficiente y sostenible. No solo en el ámbito del bricolaje, sino en todos los sectores de la economía y muy especialmente en el turístico, donde las camas sobrantes en el mundo se cuentan por millones todos los días. Desperdiciamos el 40% de los alimentos. Los vehículos particulares permanecen los 95% de su tiempo parados. Y los automovilistas malgastan más de 2.500 horas de su vida circulando por las calles en busca de aparcamiento.

images

No seré yo quien trate de dar lecciones a las Escuelas de Negocios, y mucho menos a Fernando, pero lo que voy a exponer ahora es lo que me gustaría que me contaran también, cuando se hable de la #economiacolaborativa y no la parte buena y chula que parece  solo tiene. Si hacemos caso del ejemplo de “la Taladradora” y los datos con los que lo realizan, se pueden sacar también otras conclusiones  a las que se exponen, como:

  • El Volumen de Mercado de Taladradoras en EEUU es de 4.000.000.000$ cada 5 años. En un entorno de #economiacolaborativa el Volumen de Mercado de Taladradoras en EEUU se reduciría a 480.656.832$ cada 5 años. O lo que es lo mismo una reducción o contracción del Volumen de Mercado del 88%
  • Obviamente se produciría una reducción de ingresos del Estado por impuestos directos e indirectos generados por la industria de las Taladradoras.
  • Se pasaría de una producción de 1.330.000 Taladradoras mensuales necesaria para abastecer el mercado a tan solo 195 Taladradoras mensuales.
  • Si establecemos que cada 1.000 Taladradoras la industria genera 1 empleo directo o indirecto por ejemplo, se hablaría de 80.000 puestos de trabajo que genera en la actualidad, frente a tan solo 1.310 en caso de adoptar este modelo planteado.
  • Obviamente la destrucción de empleo generaría menos ingresos de los Estados por cuotas de afiliación de Trabajo, seguros de trabajadores, etc…
  • No solo la industria de las Taladradoras se vería afectada: Fabricantes de componentes e industria auxiliar, fabricas de taladros, distribuidores, comerciales, comercios minoristas, transportes, diseñadores, ingenierías, empresas de comunicación, Packaging, etc…. saldrían perjudicadas con este sistema de mercado ya que prácticamente no serian necesarios.
  • Los ingresos generados no estaría repartido entre fabricantes, empleados y todos los sectores mencionados en el párrafo anterior, sino que estos se repartirían entre unos pocos dominantes en el mercado una APP, una empresa de logística y fabricantes (estos últimos serian los que menos cuota o porcentaje se llevaría del Volumen de mercado que se produzca, ya que aquellos que tengan una posición líder de mercado, será capaz de apretar lo que no está escrito en los márgenes comerciales de aquel Fabricante de Taladradoras que haya sido capaz de mantener la empresa).
  • Como las propias plataformas de alquiler manejan datos y estadísticas, el precio del alquiler de una taladradora podrá variar en función de la demanda. Con toda probabilidad los fines de semana será mucho más caro que alquilar esta herramienta entre semana, ya se sabe que nos dejamos los domingos por la mañana para estos menesteres. Por lo que en lugar de 2€ de alquiler, me cobraran 6€ que junto con los 2€ del transporte y la comisión de la APP, termine pagando 10€. En definitiva, si tengo que alquilar 5 veces el Taladro en el periodo de 5 años, terminare pagando los 50€ igualmente, pero también habré ayudado a acabar con una industria, miles de puestos de trabajo,  recaudación de impuestos que redundan en mi beneficio y un largo etc….

Las preguntas que me vienen a la cabeza son……..

  • Que ocurrirá si la #economiacolaborativa llega a todos los sectores de actividad industrial, comercial y/o de servicios?
  • Qué impacto tendrá sobre la economía en global?
  • Se puede frenar en el caso de que ese impacto sea muy negativo? o no se le pueden poner puertas al campo como se argumenta.
  • Con todo lo que ha costado adquirir los derechos de los trabajadores, no estamos ante una precarización a lo bestia del Trabajo?
  • Desaparece el despido y el finiquito y aparece el concepto de Desconexión de la Actividad Colaborativa?

Dicen que nada va a volver a ser igual, que muchos de los trabajos o simplemente el trabajo como lo hemos conocido hasta ahora va a desaparecer, dando paso a otros tipos de empleos, mucho más atractivos,  más versátiles y adaptables, donde cada uno decide cuando y como trabaja o se saca un sobresueldo gracias a este tipos de servicios y aplicaciones.  Muy bonito lo pintan la verdad.

UBER en el caso de la movilidad urbana, (bueno y reparto de comida, paquetería etc…) parece que solo afecta al sector del TAXI,  pero,  y si cumple con sus objetivos y reducen el 50% el número de vehículos en las ciudades? Que dice la Industria Automovilística al respecto? y  el empleo directo e indirecto que genera? Y los Medios de Comunicación que viven u obtienen parte de sus ingresos de la publicidad que realizan las distintas marcas de coches? y así podríamos seguir con las petroleras, casas de recambios, distribuidores, desguaces, marcas blancas de repuestos, de baterías, de ruedas, etc…..

En fin, como dije al principio, no consigo pillarle el rollo a esto de la #economiacolaborativa, veo muchas lagunas, pero sobre todo que solo me cuentan los Pros y no tanto los Contra, y aunque sea solo por precaución, hay que tenerlos en cuenta. No me digas solo lo que se puede hacer con la #economiacolaborativa a corto plazo, dime también que puede pasar a medio y largo plazo.

A los Taxistas se nos ha descalificado y llamado de mil maneras por mostrar una reacción hasta cierto punto lógica hacia esto llamado #economiacolaborativa que irrumpió en nuestras vidas bajo el nombre de UBER, pero conforme va pasando el tiempo te vas dando cuenta de que esto no va del Taxi, Hoteles o Taladradoras, y que seguramente no seremos tan retrógrados, cerrados o equivocados como parece.

J.Örero

Anuncios

7 comentarios en “ESTO NO VA DEL TAXI

  1. Estoy totalmente de acuerdo contigo, por ejemplo, como van a gestionar el transporte dronico, serían muchísimos drones volando por las ciudades, lo ponen todo muy bonito, pero creo que no son todo bondades.

    Me gusta

  2. En total consonancia con vosotros además no se valora el coste de la adecuación de las ciudades para drones y vehículos sin conductor. Lo pagaremos tod@s y lo rentabilizaran cuatro y perderán los prestatarios directos y los usuarios/consumidores que tendrán que aceptar lo que les impongan las app d

    Me gusta

  3. Pues yo no estoy para nada de acuerdo con el espíritu del post. Los empleos y las industrias aparecen y desaparecen. Hace cien años existía el empleo de “sereno” que para quien no lo sepa, era na persona contratada por el ayuntamiento para ir por las calles anunciando la hora y guardando las llaves. Con la proliferación de los relojes, este cargo dejó de tener sentido y desapareció. Pero se generó una industria nueva.

    También hace cientos de años había toda una industria al rededor del transporte en caballo (establos, herreros, mozos de cuadra, curtidores para las silas, etc), que hoy en día ha quedado relegado a una afición que sólo unos pocos disfrutan. Pero se generó una industria nueva.

    La imprenta “acabó” con toda un industria de escritores manuales, pero también se generó una industria nueva.

    Me preguntaréis ¿..y que industria surge ahora de todo esto…? Pues a priori es complicado anticiparlo, pero en el ejemplo del traladro, los taladros aunque menos siguen siendo necesarios, y alguien tiene que hacer la App, y alguien tiene que gestionar la logística del transporte…. Y por último, la gente pagará lo que pueda pagar, luego si hay una contracción derivada de la desaparición de empleos, menos gente podrá permitirse “alquilar” un taladro a través de la App, y surgirán mecanismos alternativos (taladros colectivos, negocios locales de alquiler, traladros más baratos, taladros manuales,…).

    En resumen, una industria o un puesto de trabajo existe por que tiene sentido, y cuando deja de tenerlo desaparece. No considero correcto protegerlos artificialmente.

    Me gusta

    • Esta claro Paco, pero que hasta ahora haya pasado de una manera no significa que vuelva a pasar lo mismo (me refiero a los carruajes, herreros, serenos, et). Si se pudiera asegurar que muere una industria o un oficio y nace otro u otra industria, no hay problema. Esto si que supondría un problema para aquel sector, industria o profesional que no sepa adaptarse a los nuevos tiempos o nuevas formulas de generar negocio. EL peligro que yo veo aquí, es que las industrias se destruyen para beneficios de muy pocos (básicamente las aplicaciones o intermediarios virtuales), pudiendo crear mas brecha social y económica en la sociedad. En estos tiempos que va todo tan deprisa, no estaría de mas tener un mínimo de prudencia y ver posibles consecuencias, estudiar, consensuar, estipular y legislar en consecuencia y no dejar el futuro de la sociedad en manos del azar o del “ya veremos lo que ocurre en el futuro”, no crees?

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s